¿QUÉ ES EL THC?

¿QUÉ ES EL THC?

El THC, conocido científicamente como Delta-9-tetrahidrocannabinol, es uno de los cannabinoides más importantes que podemos encontrar en la planta de marihuana, además es el que se encuentra en mayor proporción en casi todas las variedades de cannabis.

Es el responsable de los efectos psicoactivos que proporciona  esta planta, pero también tiene un amplio espectro medicinal.

El THC fue aislado por primera vez en la década de los 40 por el químico estadounidense Roger Adams mientras intentaba descifrar cuales eran las sustancias químicas que provocaban los estados alterados de la mente.

Además de identificar el THC como el principal compuesto psicoactivo de la marihuana, también consiguió aislar otros cannabinoides como el CBN y el CBD.

¿CÓMO SE  PRODUCE EL THC?

Al THC lo podemos reconocer fácilmente ya que se concentra en los cogollos. Es una resina que producen los tricomas y tiene un aspecto blanquecino.

Cuando las temperaturas son bajas, su apariencia es más sólida, y cuando  suben las temperaturas suele tener una consistencia mas viscosa y pegajosa.

Hay varias teorías a cerca de el THC le sirve a la planta como elemento protector hacia los depredadores herbívoros y los hongos, y como protector de la temperatura de la planta, evitando el exceso de UVB y así su propia deshidratación.

La formación del THC parte de dos compuestos básicos (ácido olivetólico y pirofosfato de geranilo) que cuando se combinan, se desatan y transforman en una serie de elementos. Realmente la planta de marihuana desarrolla THC desde su nacimiento, pero cuando la planta es joven produce una cantidad mínima ya que no está expuesta a tantas amenazas.

Los principales compuestos psicoactivos de la marihuana son el CBD, THC y CBN y debido a las proporciones que pueda tener la planta de estos tres cannabinoides, los efectos serán muy distintos.

CANNABIS EN NUESTRO CUERPO

Los cannabinoides son compuestos que actúan sobre los receptores endocannabinoides de nuestro propio cuerpo y que debido a eso producen varios efectos en nuestro organismo. Concretamente el THC, se conecta a nuestros receptores conocidos como CB1 y CB2.

De forma natural, nuestro cerebro produce un neurotransmisor llamado anandamida que también pertenece al grupo de los cannabinoides. Los receptores de la anandamida se encuentran alrededor de todo el cuerpo humano, como en el sistema nervioso, el intestino, los órganos y especialmente, el cerebro. Todo este conjunto se llama sistema endocannabinoide.

Debido a esto, el THC y demás cannabinoides contenidos del cannabis pueden adherirse a nuestros receptores cannabinoides y activarlos. Provocando afección en regiones del cerebro que producen el placer, la memoria, la concentración, la coordinación, el pensamiento, y la percepción del tiempo y el espacio. A parte, el THC activa el sistema de recompensa del cerebro que gobierna las respuestas a comportamientos saludables como el sexo y también la comida. Esta acción es la base de todos los beneficios psicoactivos y de la mayor parte de los beneficios medicinales del cannabis.

EFECTOS DEL CONSUMO DE THC

Los efectos de consumir marihuana pueden ser muy variados y depender tanto de la persona como del tipo de consumición.

Si se consume fumada o inhalada, comenzaremos a notar el colocón casi desde el primer momento y los efectos serán más potentes durante las primeras horas, y se irá desvaneciendo poco a poco. Pero como decíamos anteriormente, dependerá sobretodo de su calidad y del usuario que la fume, pudiéndose acortar o alargar su tiempo.

Si se ingiere, ya sea mediante galletas o cookies, es más probable que comencemos a sentir sus efectos bastante más tarde, alrededor de 30 o 60 minutos. Hay que tener cuidado con esta manera de ingerir el THC, ya que nuestro cuerpo comienza a asimilar los cannabinoides durante la digestión.

Efectos somáticos:

Puede aumentar nuestro ritmo cardíaco, sentir sequedad en la boca, relajación muscular y sensación de pies y manos frías y enrojecimiento de los ojos por la congestión de los vasos sanguíneos. También es muy posible que sintamos hambre ya que puede aumentar nuestro apetito, debido a que los cannabinoides del hipotálamo se encargan de activar estos receptores.

Efectos psicológicos:

Euforia, sentimiento de bienestar, reducción de la tensión, mayor conciencia de las sensaciones y mucha creatividad, distorsiones de la percepción sobre el espacio tiempo, mayor apreciación de los sabores y los aromas. Englobando todos estos efectos podríamos decir que entramos en un estado alterado de conciencia en general.

Efectos neurológicos:

Podemos tener dificultad para el control de nuestros movimientos, la coordinación motriz, la memoria, las reacciones emocionales y de autodefensa como el miedo, el dolor y el sueño etc.

No hay que pasar por alto los posibles efectos secundarios que nos puede propiciar tomar THC: alteraciones psicológicas, ataques de pánico, ansiedad, paranoia, psicosis etc.

Así que antes de utilizar el cannabis, es muy importante conocer sus posibles contraindicaciones y decidir si puede ser contraproducente o no para ti.

Deja una respuesta