Xtreme Kush, índica de alto standing.
Xtreme Kush - OG Kush x Bubba Kush -

Xtreme Kush, índica de alto standing.

Antes de la llegada de las variedades CBD, que ahora son las denominadas medicinales, ya había genéticas con unos efectos médicos de gran valor como por ejemplo la Xtreme Kush.

Sabemos que las CBD Rich son ricas en CBD, pero en Xtreme Seeds creemos firmemente que es cuando todos los cannabinoides interactúan entre ellos se consiguen los mejores y mayores efectos medicinales. Las variedades ricas en CBD son ideales para quienes no desean tener un efecto psicotrópico alto y al mismo tiempo beneficiarse de las bondades del CBD, pero insistimos en que cuando en la ecuación están todos los cannabinoides en sus justas proporciones los efectos son mucho mayores y mejores para el consumidor aunque los niveles de CBD sean inferiores.

Xtreme Kush – OG Kush SFV x Bubba Kush –

En Xtreme Kush tenemos un excelente ejemplo. No tiene un 25% de THC ni niveles altísimos de CBD (en torno al 1.5%) pero cuando se consume, el efecto es tan potente y físico, que pocas o ninguna variedad rica en CBD podrá llevarte a ese estado. De hecho, se recomienda su uso con cautela entre los consumidores esporádicos precisamente por este motivo, te tumbará. Y cuando se trata de dolores fuertes, inflamaciones, entumecimiento o problemas con el sueño, es imbatible.

Xtreme Kush – OG Kush SFV x Bubba Kush –

Podríamos denominarla como una Índica de alto standing por el magnífico pedigrí que lleva consigo. Por un lado la OG Kush SFV, ahora ya conocida por todos, y por otro la mítica Bubba Kush, como la OG, procedentes ambas de California.

Es una planta de un crecimiento fuerte y de morfología Indica con grandes hojas oscuras, prietas flores y una nada despreciable cantidad de resina, que necesitará de unos 65/70 días para madurar completamente en su fase de floración. En los cultivos al aire libre se suele cosecha a mitad de Octubre aproximadamente.

Si su potente efecto destaca sobre el resto, su sabor y aromas también son diferentes. Se combinan los diesel y terrosos de la OG con el especiado, dulce y amaderado de la Bubba Kush.

Pese a ser un 90% índica, tiene un crecimiento algo más estirado de lo común en estas plantas con una distancia internodal más amplia. Así pues, la producción será muy alta en los exteriores, más comedida en interiores donde si deberemos controlar el crecimiento para no tener problemas de altura.

Deja una respuesta